Tal vez nunca te hayas parado a pensar en la importancia de la contraportada de tu libro, sin embargo la tiene, y mucha. Probablemente lo primero que atraerá al potencial lector serán el título y la portada. Sin duda con ellos has hecho un buen trabajo: has pensado en un título sugerente y has diseñado una cubierta atractiva. Pero con eso solo no basta.

Si has logrado captar la atención de un lector con tu portada el siguiente gesto de éste será darle la vuelta al libro. En ese momento te concederá de diez a quince segundos para que le convenzas de comprar tu libro. Lo que le cuentes de él y cómo se lo cuentes pueden marcar la diferencia entre que se decida a llevárselo a su casa o prefiera devolverlo a la estantería de la que lo cogió. Por eso veremos a continuación algunos consejos para hacer una buena contraportada.

  • Empecemos por lo obvio: prepara una contraportada. Muchos autores dejan en blanco la contraportada a pesar de que es un elemento fundamental para atraer al lector.
  • No incluyas demasiado texto, el lector lo abandonará sin terminar de leerlo. No excedas las setenta palabras y elígelas tratando de crear una emoción a la vez que interesar al lector en el contenido del libro.
  • No incluyas materiales superfluos que distraigan la atención del lector, como fotografías o la biografía del autor. La biografía es mejor incluirla en la solapa, reservando la contraportada para hablar del libro. En la contraportada bastará con incluir el nombre del autor y un par de líneas con algún aspecto relevante como otros títulos publicados o algún premio recibido.
  • No incluyas el título del libro. El lector acaba de leerlo y probablemente es uno de los motivos por los que continúa con el libro en la mano. Prueba en su lugar a resaltar alguna frase que sirva de gancho y que aluda a lo que el lector podrá encontrar en el libro: suspense, romance, acción, poesía…
  • Incluye si puedes algún testimonio que refrende lo que cuentas del libro. Sobra decir que debe ser verdadero.
  • Crea un diseño atractivo, que mantenga la línea del que hayas usado para la portada en cuanto a colores y tipografía. Si puedes, contrata los servicios de un profesional, pero ocúpate en persona de preparar el texto que quieras incluir.